viernes, 28 de noviembre de 2014

Renacer 23 | Año 6 | Noviembre 2014 | Testimonios

DE REGRESO A LA VIDA

Me casé muy joven, pude haber sido una profesional brillante, pero saqué el título de esposa y madre primero, a los 15 años. De ese matrimonio nacieron dos hijos maravillosos a los cuales amo y sé que ellos a mí. Tuve suerte y pude salir adelante y criar a mis hijos. Pero la soledad  da inicio a mi carrera alcohólica, una carrera a gran velocidad que lo único que hizo fue dañar a mis hijos. Me preguntaba cuál era la causa, si mi difícil niñez, mi fracaso matrimonial. En A.A. me he dado cuenta que nuestras historias son todas similares, lagunas mentales y tiritones incluidos. Mis hijos me abordaron de todas las maneras posibles, con amor, con rabia y con el dolor de tener una madre borracha. Aún así tuve la responsabilidad de hacerme cargo de mi nieto mayor. Bebía mucho de día y aunque a veces mermaba las cantidades, aún así era una borracha. Recuerdo un episodio en que para que me dejaran beber tranquila (creía yo) me corté con una gillette. Después de eso sólo me dejaron de vigilar cuando les conté que me había colocado un pellet. Pero el momento más hermoso de mi vida estaba aún por llegar, gracias a mi hija finalmente encontré a A.A. y comencé a vivir feliz, mientras servía en mi grupo en pro que llegara otro a quien ayudar, así como me ayudaron a mí. Después de un tiempo muchos en mi grupo se comenzaron a retirar entre ellos personas a quienes yo quería, como mi madrina y luego de un rato yo también me fui. Tuvieron que pasar alrededor de 4 años para volver. 

Durante el intertanto alcancé a tener una vida feliz la gente confiaba en mi persona, había recuperado valores, etc. Pero de un momento a otro todo ese reino construido se desmoronó, volvieron las mentiras, las resacas, el sufrimiento, todo otra vez. Ni siquiera me acordé de A.A. hasta que un día, en que quizás Dios intervino, volví a A.A. Quiero vivir, quiero empezar de nuevo, y espero que sea para siempre (por 24 hrs a la vez).

Una compañera que regresa a la vida.

Sole.

jueves, 28 de agosto de 2014

Renacer 22 | Año 6 | Agosto 2014 | Testimonios

DESDE LA PRIMERA REUNION MI VIDA CAMBIO.

Hola compañeros, mi nombre es Victor y soy alcohólico.

Tengo 40 años, de los cuales más de la mitad han sido de alcoholismo activo. En mis primeras borracheras todo marchaba normal, me acordaba de todo lo que hacía. El trago me daba muchas sensaciones agradables, aumentaba mi valor y perdía la timidez.

No sabía lo que me esperaba.

A medida que fueron pasando los años mi forma de beber fue aumentando. Ya no tomaba un día, eran dos o tres. Pronto fueron semanas y hasta meses.

Luego conocí a la madre de mis hijos, con la cual tuvimos la parejita, hombre y mujer. Convivimos siete años y nos separamos, en gran parte por culpa de mi alcoholismo. Estaba tan perdido en el copete que no me daba cuenta que algo andaba mal.

Mi  padre me internó 15 días en un lugar donde se suponía que yo dejaría de tomar, pero el tratamiento que allí aplicaban no fue efectivo. Traté distintas formas de dejar de tomar, también intenté muchas veces aprender a beber. Nunca pude.

Estoy enfermo y esa enfermedad se llama alcoholismo.

Una tarde, visitando a mis hijos, Renato me tenía un volante de A.A.

Llamé y me dijeron que había una solución.

Desde la primera reunión de A.A. mi vida ha cambiado. Ya no tomo y llevo más de un año así. Estoy seguro que mi Poder Superior, por medio de A.A. ha logrado devolverme la cordura y aumentar mi voluntad para con el trago.

Es lo mejor que me ha pasado ya que nadie, ni siquiera mi familia, pensaba que yo podría dejar de tomar.

He encontrado la solución a mi enfermedad, como muchos alcohólicos en el mundo, y eso ha dado gran felicidad a mi persona y a los que me quieren.


FELICES 24 HORAS Y FUERZA

sábado, 12 de julio de 2014

Renacer 21 | Año 6 | Mayo 2014

revista-renacer

En los próximos días tendrás en tus manos el número 21 de Renacer, ¿no estás suscrito aun?, ¿qué esperas para hacerlo?